Sin categoría

EQUILIBRIO: El tiempo dedicado a las pantallas es tan serio como el contenido que los chicos ven en los dispositivos del hogar moderno

Con el pasar del tiempo los padres se enfrentan a distintas tecnologías que ayudan en la educación de sus hijos, pero que también imponen nuevos retos


Mis padres se preocupaban por cuánto tiempo veía televisión, y qué programas veía, en una era en que no solo podía verse una serie violenta, sino que también proliferaron los programas educativos al estilo “Plaza Sésamo”. Ellos estaban ante una disyuntiva que en nuestro tiempo ha adquirido ha pasado al siguiente nivel. La era de la internet y los dispositivos móviles nos mandan a controlar el tiempo en pantalla.

¿Cuántas horas y  pantallas se expone un niño a lo largo del día? ¿Compiten estas con otro tipo de juegos? ¿Hay lugar para las clásicas opciones didácticas o de mesa?

La doctora Paula Otero, presidenta de la subcomisión de tecnologías de información de la Sociedad Argentina de Pediatría, dijo que es muy importante diferenciar el “tiempo de pantalla dedicado a tareas escolares del dedicado al ocio”.

En ese sentido, sostuvo que “como entretenimiento, deben ser utilizadas menos de dos horas por día”.

Esto incluye, “todo tipo de dispositivos: tablet, computadora, PlayStation, celular y televisión”.
Pero para una vida infantil sana, no sólo se trata de limitar el tiempo frente a estos estímulos; la especialista destacó que “a esto se le suma que tengan una hora de actividad física, ocho horas de sueño y, obviamente, sigan una alimentación saludable”. Pero no todo es demonización. Otero propuso destacar su costado positivo. Por ejemplo, “se pueden aprovechar los juegos con pantalla pero que fomenten la actividad física y el desarrollo del ingenio. Para los más chiquitos, hay libros de identificación de letras o de animales. Este tipo de alternativas, bien utilizadas, tiene como beneficio, principalmente, la generación de conocimiento”. Respecto a  los entretenimientos tradicionales, mencionó que “hay que tratar que los chicos utilicen más juegos para construir, donde usen sus manos”. “Los juegos de encastre o con masa son buenos para su desarrollo”, enumeró.

Por otra parte, resaltó que es indispensable que los adultos estimulen a los chicos respecto a lo que ellos pretenden que tomen como hábitos y que muestren un ejemplo coherente. “Muchas veces los padres en el consultorio dicen ‘mi hijo no lee’. Mi pregunta es: ‘¿Y ustedes lo hacen?’. Los chicos, generalmente, hacen lo que uno les enseña o lo que ven que estamos haciendo”, remarcó. Finalmente, se refirió a las consecuencias negativas del uso excesivo de pantallas. Una de ellas es el sedentarismo y su consecuente sobrepeso. Según la especialista, se trata de un problema global. Otro de los efectos negativos que mencionó Otero tiene que ver con el sueño: “Un estudio reciente muestra que los pequeños que usan más pantalla duermen menos. Al dormir menos, hay menor desarrollo cognitivo”, dijo.

Es muy importante controlar el número de horas que los adolescentes pasan frente a las pantallas para que ni su salud (alimentación, ejercicio, horas de sueño) ni su rendimiento escolar ni sus relaciones sociales o familiares se vean afectadas. Algunos menores a estas edades comienzan a tener problemas y muestran indicios de conductas adictivas. Por último, respecto de las pantallas, concluyó: “La exageración siempre es mala. Pero cuando hay un uso correcto y bien manejado, no hay ningún problema”.

Consejos para reducir el tiempo

❚ Durante las comidas el televisor debería permanecer apagado para fomentar el diálogo. Igualmente, se prescindirá de los móviles mientras se coma en familia.
❚ En el dormitorio de los niños no debería haber televisor, tabletas, consolas o móviles en el momento de irse a dormir. Al menos una hora antes de dormir, el niño no debe usar aparatos electrónicos.
❚ Siempre que sea posible, los padres han de compartir el tiempo de televisión de sus hijos, lo que resulta imprescindible cuanto más pequeños sean.
❚ Cuando no se estén usando o viendo, las pantallas deberían estar apagadas, por ejemplo, desconectando el televisor si nadie está delante.
❚ Los contenidos digitales tienen que ser revisados previamente por los padres que, instalarán en caso necesario, sistemas de control parental en los dispositivos.
❚ Los hijos han de saber previamente de cuánto tiempo disponen para dedicarlo a medios digitales y hay que ser consistentes en el tiempo aplicando las restricciones.
❚ Lo ideal es que a los hijos se les explique por qué se limita el uso de pantallas para que entiendan que no es una decisión arbitraria.
❚ Es más fácil seguir las normas si los padres dan ejemplo en el mundo digital, teniendo un consumo responsable de medios como el teléfono o las redes sociales.

Fuente Paisanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s