Salud

Ejercicio ¿en ayunas?

Los mitos sobre ayunar antes de ejercitarse son derrumbados al conocer las bases científicas de cómo se comporta nuestro cuerpo, por lo que no se debe pasar por alto el desayuno antes de la rutina

Existen muchos mitos en torno al tema de si es saludable o no hacer ejercicio en ayunas. Algunos afirman que puede tener beneficios para bajar de peso más rápido y otros opinan que podría ser contraproducente, pero ¿qué pasa realmente al ejercitarnos en ayunas?

En realidad, depende de las condiciones físicas de cada persona, aunque en la mayoría de los casos, hacer ejercicio en ayunas no tiene resultados muy saludables.

Según la Fundación Española del Corazón (FEC), cuando realizamos ejercicio sin haber ingerido algún alimento antes, se queman todos los depósitos de glucógeno de los músculos y el hígado y como resultado, tenemos una sensación de fatiga. Otra de las consecuencias de hacer ejercicio en ayunas es que como tenemos un ayuno de al menos ocho horas, aumentamos el riesgo cardiovascular porque hay más inflamación y oxidación.

Ejercitarse en ayunas es ideal para algunos

Un entrenamiento en ayunas está más dirigido para deportistas de alto rendimiento que son los que tienen capacidades extraordinarias que no tenemos el resto. En cambio, para una persona considerada normal, el supuesto beneficio de hacer ejercicio en ayunas para reducir el peso es contradictorio.

Para los expertos en deporte, es importante la continuidad, que la persona tenga buenas sensaciones entrenando. Sin una alimentación adecuada, lo que se logrará es que el ejercicio resulte más difícil de lo que debería ser y que la persona no quiera salir a correr al día siguiente. Lo ideal es desayunar unas dos horas y media antes de someter al cuerpo a una rutina de ejercicios, pero eso es algo que resulta imposible para la mayoría. Por eso se recomienda una pequeña comida unos 30 minutos antes de la actividad física con alimentos que no sean difíciles de digerir. Una pieza de fruta como una banana, o un lácteo desnatado, siempre que no sean muy grasos. También puede ser un pan tostado o una barra de cereales y energética.

Al finalizar el entrenamiento se puede tener un desayuno más completo con alimentos que ayuden a la recuperación del cuerpo. Lo que busca la mayoría que está activa físicamente es mejorar.

Beneficios de desayunar antes de entrenar

Según un estudio de la Universidad de Bath en Reino Unido, desayunar antes de ejercitarte puede preparar al cuerpo para quemar más carbohidratos mientras haces ejercicio y a digerir más rápido los alimentos después de entrenar. Científicos del Departamento de Salud de la universidad, descubrieron que desayunar aumenta la velocidad con la que el cuerpo quema carbohidratos durante el ejercicio y aumenta la velocidad con la que el cuerpo metaboliza los alimentos después del ejercicio.
Ya lo sabes, desayuna antes de entrenar para tener un mayor rendimiento y mejorar tu salud.

Fuente Paisanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s