Salud

¡Actívate! sin excusas

La contaminación no debe privarnos de realizar ejercicio, ya que la actividad nos ayuda a una vida más sana en esa condición

Son muchos años los que se ha dudado si hacer ejercicio físico en una zona con alto porcentaje de contaminación, no causaría ningún beneficio en nuestro cuerpo. Se creía que el aire contaminado estaba vinculado íntimamente a problemas cardiovasculares y respiratorios, pero una nueva investigación asegura que sí existen efectos positivos.

Te contamos los datos del estudio realizado por la Universidad de Copenhague, en Dinamarca. ¿Será bueno hacer ejercicio físico al aire libre en China?

Siempre es beneficioso para el corazón

El estudio fue publicado hace poco en la revista Journal of the American Heart Association, de la Asociación Estadounidense del Corazón. Nadine Ku-besch, una de las autoras, comentó que “si bien se sabe que el ejercicio reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, también se conoce que la contaminación puede aumentarlo y producir ataques cardíacos, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica“. Es por eso que los científicos quisieron saber si la mala calidad del aire es capaz de anular los efectos positivos del ejercicio en la prevención de infartos.

Para ello se contó con un grupo de 51.868 voluntarios de entre 50 y 65 años, que tuvieron que caminar y montar en bicicleta al aire libre durante 17 años. Además, se tuvieron en cuenta los datos de contaminación, midiendo la exposición al dióxido de nitrógeno, el principal contaminante creado por los vehículos.

Es cierto que los altos niveles de contaminación se vincularon con más ataques de corazón, pero el estudio confirmó que el riesgo era mucho menor entre los que eran activos físicamente. La probabilidad de sufrir un infarto se redujo un 31% en personas que hicieron ejercicio durante al menos cuatro horas a la semana.

Ser sedentario no es una excusa válida

Los resultados del estudio develaron una reducción del 9% en personas que montaron en bicicleta y un 15% entre los que hicieron algún otro tipo de ejercicio físico. Los beneficios de ser activos se mantuvieron, sin importar el nivel de contaminación del aire, por lo que ya no es una excusa para no salir a movernos. Siempre será mejor hacer ejercicio sin contaminación presente en el aire o en espacios que nos aíslen de ella, pero en caso de ser una opción inviable, no te quedes en casa. Reducir la contaminación ya no es solo algo que debamos hacer por el medio ambiente, sino por mejorar nuestra calidad de vida y aumentar nuestra longevidad.

Fuente Paisanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s